Donaciones 2

Sebastian y Tamara estaban casados en el régimen legal de gananciales. Acuden a la Notaría y otorgan escritura pública de donación a favor de su hijo Unai de un bien inmueble ganancial reservándose la facultad de disponer del bien.

Además Sabastian dona a su hijo Unai un bien inmueble privativo, reservándose la facultad de disponer.

Posteriormente Sebastian dona a Tamara en escritura pública, la reserva de la facultad de disponer sobre el bien inmueble privativo.

Posteriormente Sebastian y Tamara se divorcian, liquidan la sociedad de gananciales y acuerdan que la facultad de disponer del bien inmueble ganancial se adjudique a Tamara.

Fallece Sebastian.

Tamara que está pasando por dificultades económicas quiere vender los dos bienes inmuebles, tanto el privativo como el ganancial.

¿Puede hacerlo?

 

 

 

Donaciones 1

Antonio está viudo y tiene tres hijos: Ramiro, Sara y Tera, todos mayores de edad y de vecindad civil común.

Quiere donarle a su hijo Ramiro una casa de campo medio abandonada, que le pertenece por herencia de su madre. Como Ramiro no tiene tiempo, ya que tiene múltiples compromisos internacionales, acude Antonio a la notaría y en escritura pública de donación con dispensa de colación, dona la casa de campo a Ramiro, quien no comparece, y requiere al Notario para que notifique a Ramiro dicha donación apercibiéndole de que tiene un plazo de treinta días naturales para aceptarla y que si no manifestare su voluntad en contra en dicho plazo se entenderá aceptada la donación.

Ramiro es notificado por el Notario y le manda un wasap a su padre aceptando y agradeciéndole la donación.

Posteriormente acuden Antonio y Ramiro a la casa de campo y Antonio le entrega las llaves de la misma y señala los linderos y le dice: “Todo esto ahora es tuyo”.

Ramiro invierte mucho dinero en la casa de campo hasta hacer una mansión con todo tipo de lujos hasta con helipuerto.

Fallece Antonio con testamento en el que instituye herederas a Sara y Teresa, y reconoce la legítima a Ramiro, pero manifestando que ya ha sido pagada con exceso en vida por lo que nada tiene que reclamar a sus hermanas.

Sara y Teresa acuden al Registro de la propiedad y observan que la casa de campo continúa estando a nombre de su padre y pretenden otorgar escritura de herencia, adjudicándose la casa de campo.

¿A quien pertenece la casa de campo?