Como son los exámenes para aprobar la oposición a Notarías

Como decía el requisito más importante para ser Notario es aprobar la oposición. La oposición es un examen a nivel estatal con un número de plazas prefijado y dirigido por un Tribunal (aunque a menudo son dos Tribunales e incluso en alguna oposición han sido tres) formado normalmente por tres Notarios, un Registrador de la propiedad, un Magistrado, un Catedrático de Derecho y un Abogado del Estado.

Los ejercicios de la oposición son cuatro: los dos primeros, orales, y el tercero y el cuarto, escritos. Tanto los dos primeros como la lectura del tercero y de la primera parte del cuarto son públicos, lo que quiere decir que cualquiera puede ir a verlos. Aquí no hay falta de transparencia de ninguna clase. Los ejercicios son eliminatorios, es decir, si suspendes un ejercicio la oposición ha acabado para ti.

El primer ejercicio consiste en contestar verbalmente, en el plazo máximo de 60 minutos, a cuatro temas, los tres primeros, de Derecho Civil Español, Común y Foral, y el cuarto, de legislación fiscal. Los temas de Derecho Civil corresponderán, respectivamente, uno a las materias de parte general o introducción, propiedad y derechos reales; otro, a obligaciones y contratos, y otro, a Derecho de Familia y sucesiones. Los Temas de Derecho Civil deben exponerse en, aproximadamente, unos 18 minutos y el de Derecho Fiscal en unos 6 minutos, hasta completar los 60 minutos del ejercicio.

El segundo ejercicio consiste, a su vez, en contestar verbalmente, en el tiempo máximo de 60 minutos, y por el siguiente orden, a seis temas: dos de Derecho Mercantil, dos de Derecho Hipotecario, uno de Derecho Notarial y otro de Derecho Procesal o Administrativo. Los dos temas de Derecho Mercantil y de Derecho Hipotecario son uno de cada parte en que se hallan divididas estas materias. Aquí la distribución del tiempo es más compleja. Normalmente a los temas de Derecho Mercantil se les suele dedicar de 14 a 16 minutos, pero entre los dos hay que procurar no pasar de 30 minutos. Los hipotecarios normalmente son de 11 minutos cada uno. El Notarial de unos 6 minutos y el Procesal o Administrativo de unos 2 minutos.

El tercer ejercicio consiste en redactar, en el tiempo máximo de seis horas, un dictamen sobre un tema de Derecho Civil Español, Común y Foral, Derecho Mercantil, Derecho Hipotecario o Notarial, de entre los formulados por el tribunal reservadamente.

El cuarto ejercicio, que también tiene una duración máxima de seis horas, se divide en dos partes. En la primera hay que redactar una escritura o documento notarial, debiendo el opositor justificar en pliego aparte los problemas jurídicos que plantee o resuelva en su trabajo, y realizar la liquidación del impuesto que en su caso corresponda a la escritura redactada. En la segunda tiene resolver un supuesto de contabilidad y matemática financiera.

Una vez superados estos cuatro ejercicios estaremos de enhorabuena, pues habremos aprobado la oposición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s